Puerperio: Primera parte

— ¿Te bañaste? — No — ¿Almorzaste? — No alcancé — ¿Pudiste pedir la hora al pediatra? — Uh, se me olvidó. — ¿Y qué hiciste todo el día? El puerperio es como el EJE, tienes que vivirlo. Ninguno es igual y nunca son suficientes las amenazas. Mis amigas madres me lo advirtieron. Con sus […]