Historia LGBTIQ+ 1: El Movimiento LGBTIQ+ en América Latina

Colaboración de @Polemizaando escrito por Camila Farías y Sofía Trotta

“Lesbian & Gay rights are human rights” Fuente: Televisa

La situación de los derechos humanos de la comunidad LGBTIQ+ en América Latina es más que alarmante, si bien se considera una de las regiones pioneras en esta materia falta mucho por recorrer. Les miembrxs de la comunidad LGBTIQ+, aún hoy se encuentran muy violentadxs por la sociedad, y en muchos países persisten diferentes leyes que retrasan el avance de derechos.

Stormé Delarverie

Vamos a hacer un breve recorrido histórico sobre la lucha social por los derechos LGBTIQ+ en América Latina. 

En un primer momento parece relevante remarcar que junio es el mes internacional del orgullo por la conocida Revuelta de Stonewall, que tuvo lugar el 28 de junio de 1969 en el bar newyorkino conocido como Stonewall Inn en Greenwich Village. En esa época quienes eran parte de la comunidad LGBTIQ+ en Estados Unidos eran consideradas enfermas y las conductas homosexuales estaban prohibidas. Este bar albergaba miembros de la comunidad, era un lugar donde podían ser quienes eran libremente, pero en la noche del 28 se produjo un gran enfrentamiento entre quienes estaban en el bar y la policía, suceso que desencadenó una unión del colectivo. Debido a esto, el 28 de junio de 1970 se realizó la primer Marcha del orgullo en Estados Unidos, la cual sigue hasta nuestros días.

Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera

Unas de las figuras más importantes, considerada la madre del día del orgullo, fue Marsha P Johnson, compañera trans, afroamericana y discapacitada, junto a Stormé Delarverie activista lesbiana y Sylvia Rivera, activista trans, quienes estuvieron presentes en la resistencia de esa noche.

Fuente: El Mostrador

Mundialmente se cree que el hito que marca el comienzo de la lucha LGBTIQ+ fue la Revuelta de Stonewall, pero esto no fue así. El 1 de noviembre de 1967, tres años antes de Stonewall, en Argentina se crea la primera organización de personas LGBTIQ+ del país, conocida como “Nuestro Mundo”. Esta organización junto a los anarquistas de Bandera Negra y una serie de intelectuales conformaron un grupo de acción y militancia, principalmente por la libertad sexual conocido como el “Frente de Liberación Homosexual”. Los más reconocidos son Néstor Perlongher, Blas Matamoro, Juan José Sebreli y Manuel Puig, entre otros.

Mientras tanto, en Chile, el 22 de abril de 1973 se llevó a cabo la primera marcha del orgullo.  Fue a raíz de un cansancio generalizado por el excesivo abuso policial sobre las personas homosexuales. En esa época, se permitía la detención bajo la sospecha de ser homosexual (entre otros) por lo que las detenciones arbitrarias estaban a la orden del día. La marcha se llevó a cabo en la Plaza de las Armas de la capital de Chile, fueron aproximadamente unas 25 personas, aunque los medios afirman que fueron 50. 

Fuente: The Clinic

En el año 1984, en el marco de la vuelta a la democracia en el Estado Argentino, los activistas Carlos Jauregui y César Cigiutti formaron la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) con el objetivo de luchar contra la represión y los edictos policiales heredados de la dictadura militar. Ellos fueron los impulsores de la primera marcha junto a las organizaciones Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina (SIGLA), Transexuales por el derecho a la vida (TRANSDEVI), Grupo de Investigación en Sexualidad de Investigación Social (ISIS), Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) y Convocatoria Lesbiana. 

En 1991 se crea en Chile el “Movimiento de Liberación Homosexual”, un organismo defensor de los derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y trans e intersex (LGBTI), cuyas intervenciones son de alcance nacional y abarcan los ámbitos sociales, culturales, políticos, económicos, jurídicos y legislativos. Hay que tener en cuenta que este organismo surgió cuando el debate por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ era escaso o prácticamente nulo.  

Entrevista Colectiva Ayuquelén, Revista APSI, junio 1987.

Para el año 1992, en Argentina fue la primer marcha del orgullo, se eligió hacerla el 2 de Julio ya que debía ser cercana a la fecha de la Revuelta de Stonewall. Esta marcha llevó el nombre de “Gay-Lésbico” y asistieron alrededor de unas 300 personas. La mayoría de los que participaron tenían sus caras cubiertas por máscaras de cartón, para atenuar el nivel de exposición ya que la opresión sexual a la que estaban expuestxs era muy grande. Tanto la sociedad como los edictos policiales y el código contravencional perseguían a los miembros de la comunidad LGBTIQ+. Estas legislaciones represivas se encontraban (y aún sigue así) intactas desde la dictadura. 

1ª Marcha del Orgullo Gay – Lésbico en Argentina

La consigna de esta primera marcha fue “Libertad, Igualdad, Diversidad”. Fue una propuesta de Carlos Jauregui, fundador de la Comunidad Homosexual Argentina, que nace frente a las razias policiales en los boliches porteños de la Comunidad LGTBI de los años ochenta, como fueron Contramano y Amerika, entre otros. Esta primera marcha se realizó frente a la Catedral para, entre otras cosas, exigir la separación de la Iglesia y el Estado.

Prensa Argentina 1984

A partir del año 1997, por consenso, se decidió correr la fecha de la marcha al 1 de noviembre en honor a la fecha en la que se creó “Nuestro Mundo”. A partir de ello la marcha se realiza todos los años en el primer mes de noviembre. 

En el año 1998, un 28 de junio en el cual se conmemoraba, entre otras cosas, la creación del Movimiento de Liberación Homosexual, empieza a germinar en Chile el Movimiento Unificado de Minorías Sexuales. Este movimiento surge de ras la unificación entre el Movimiento de Liberación Homosexual, MOVILH, y el Centro Lambda Chile organización que había surgido de la escisión del MOVILH histórico, busca unificar los criterios y luchas de las personas LGBTIQ+. Significó un gran avance en el terreno del VIH y los derechos LGBTIQ+. 

De todas las actividades convocadas por el Movimiento Unificado de Minorías Sexuales (MUMS), la que tuvo mayor repercusión e impacto fue el conocido Mes de la Patria Gay, realizado en septiembre del 2000. Un par de organizaciones homosexuales, junto al MUMS, convocaron una conferencia de prensa para anunciar que durante el mes de septiembre se iban a llevar a cabo un par de actividades englobadas bajo el nombre de “Septiembre, el mes de la Patria Gay”. 

Eligieron el mes de septiembre por varias razones, entre ellas para conmemorar a las víctimas del trágico incendio en la discoteca Divine en Valparaíso, por ello el 4 de septiembre del 2020 el “Mes de la Patria Gay” partió desde el sitio donde se encontraba dicha discoteca. El nombre de la marcha luego fue modificado a “Marcha del Orgullo Gay/lésbico/Trans”, ya que el colectivo no se sentía representado bajo el nombre de “Patria Gay”. Desde entonces, todos los meses de septiembre se realiza la Marcha por la Diversidad en Chile, a la cual cada año se suman más personas. 

Incendio en la Discoteca Divine, Valparaíso 1993

Uno de los países de Latinoamérica con un gran recorrido de lucha social y sexual es México, el cual celebró su primera marcha del orgullo en el año 1978. En ese año, se dieron dos marchas en diferentes fechas, la primera fue el 26 de julio durante la marcha por el aniversario de la Revolución Cubana de la cual participó el Frente de Liberación Homosexual de México. Por otro lado, el 2 de octubre se convocó a una marcha específicamente del orgullo. El objetivo de aquella fue legitimar su presencia como parte de la sociedad mexicana, defender sus derechos y romper con los prejuicios que la sociedad aceptó durante años. Luchaban por derribar ideas retrógradas que aseguraban que la homosexualidad era una “enfermedad”, un “acto criminal”, o una “desviación antinatural”. 

Segunda Marcha del Orgullo en Ciudad de México, 1980

En Colombia, la primera marcha gay tuvo lugar el 28 de junio de 1982 y solo contó con la participación de 32 personas. Esta marcha tuvo lugar dos años después de la derogación de la norma del código penal que consideraba a la homosexualidad como un delito, aunque la persecución policial y social continuó por muchos años más. Actualmente, la marcha de Bogotá se conoce como Marcha por la Ciudadanía Plena LGBT y participan alrededor de 50.000 personas.

Por su parte, Uruguay, tuvo su primera marcha del orgullo en el año 1993, la cual luego en 2006 cambió su nombre a “Marcha por la diversidad”, para atraer a personas que no solo se sienten discriminadas por su orientación sexual. Se realizó este cambio de paradigma, por diferentes alianzas que se fueron formando con el movimiento de la diversidad, entendiendo que las personas LGBTIQ+ no solo sufren discriminación por su orientación, sino que son violentadas por todo un entramado social y cultural que conlleva aun más violencias. Debido a esto, se decide incorporar la interseccionalidad de la lucha a la marcha y cambiar su nombre. En Uruguay, la marcha se lleva a cabo en el mes de septiembre, conocido como el mes de la Diversidad y fue elegido ya que en ese mes se crearon las primeras organizaciones LGBTIQ+ en Uruguay. 

En Brasil, el grupo del periódico Nós, editado por el Núcleo de Orientación en Salud Sexual de Río de Janeiro, convocó a las primeras marchas gays en los años 1992 y 1993, aunque no se presentó mucha gente. En 1995 se realizó la conferencia Mundial de la International Lesbian and Gay Association (ILGA), en Río de Janeiro, que finalizó con la Marcha por la Ciudadanía Plena de Gays, Lesbianas y Travestis. En esta marcha participaron alrededor de tres mil personas. Este evento incentivó la organización de marchas en otras ciudades del país. Como conmemoración de la Revuelta de Stonewall, la marcha se realiza en el mes de junio. 

Por su parte, Perú realizó su primera manifestación para dar visibilidad a las personas LGBTIQ+ en Julio del año 1995. Se reunieron alrededor de 26 personas en el parque Kennedy de Miraflores y realizaron un plantón. Varias de las personas que se manifestaron tenían antifaces para evitar ser reconocidxs por sus familias y por temor a la reacción de las autoridades y la fuerza policial. El miedo era generalizado, las personas LGBTIQ+ eran perseguidas por la policía y detenidas. Como en Stonewall, la policía intervenía en las discotecas para averiguar SU orientación sexual y chantajearlxs con ello. Cada año que pasaba, el miedo se iba haciendo mas pequeño y las ganas de nombrarse y luchar por sus derechos crecía, por lo que en el año 2002 se realizó la primera marcha del orgullo en el mes de junio

Helen Bicknell y Nicola Rothon Activistas Lesbianas en Ecuador, 2011

 En Ecuador la primera marcha del orgullo tuvo lugar en el año 2000. En Guayaquil, la Fundación Amigos por la Vida, organizó la misma para celebrar la jornada del orgullo gay, la cual fue autorizada por las autoridades, pero brutalmente reprimida por la policía. Luego en junio de 2001, se llevó a cabo la marcha del orgullo. Desde entonces, en el mes de junio se llevan a cabo diferentes actividades por el mes internacional del orgullo.

En Bolivia, la primera marcha del orgullo se realizó en la ciudad de Santa Cruz en el año 2000, bajo el nombre de “Gay Pride Boliviano”. Durante la misma, hubo escaso control policial por lo que las agresiones físicas y verbales por parte de la sociedad no tardaron en hacerse presentes. En la actualidad, la sociedad se encuentra un poco más abierta a la diversidad, y las marchas tienen lugar en el mes de junio. 

Carta a un Amoral, Fuente: Cristianos Gays

En Paraguay, en el año 1959 un conocido locutor, Bernardo Aranda, apareció quemado en su habitación. Se caratuló como un crimen pasional entre homosexuales, pero la búsqueda de los presuntos asesinos desato en una cacería contra cualquier hombre acusado de ser gay. Durante 10 años, la policía arrestaba y torturaba a personas LGBTIQ+.  En septiembre de ese año se publicó la “Carta de un amoral” revindicando los derechos LGBTIQ+, por lo que, a partir de entonces, el 30 de septiembre se conmemora como el día de lucha por los derechos LGBTIQ+ en Paraguay, fecha en la cual se realizan las marchas del orgullo. 

En Venezuela, en el año 1994 se crea el Movimiento Ambiente de Venezuela por Oswaldo Reyes, primera ONG del país interesada en los problemas y derechos de la comunidad homosexual. En 1998, Un número de activistas se agrupan de manera no oficial en Alianza Lambda Venezuela para dar visibilidad a su existencia y reclamar por sus derechos. Tiempo después, en junio del 2001 se realiza la primera marcha del Orgullo Gay en Venezuela. La ruta comenzó en La Plaza Brion de Chacaito y recorrió todo el Boulevard de Sabana Grande hasta la Plaza Morelos en Los Caobos.

Marcha del orgullo en Sao Paulo Brasil, 2017. (AP Photo/Nelson Antoine)

La lucha de las personas LGBTIQ+ en América Latina ha ido creciendo cada vez más, muchos países establecieron las fechas para celebrar la lucha por los derechos humanos de la comunidad a raíz de diferentes actos de represión estatal, profunda injusticia, y algunos otros en base a fechas históricas de reivindicación de derechos. En todos estos años se han logrado grandes avances, pero no es suficiente.

 Los derechos de las personas LGBTIQ+ son derechos humanos que están siendo vulnerados constantemente por los diferentes Estados. Es alarmante que la comunidad trava/trans no pueda superar la expectativa de vida de 35 años. SI, 35 AÑOS. La ausencia estatal en políticas publicas eficientes para la prevención de delitos de odio, la garantía de acceder a la escolarización y a un cupo laboral trans conlleva una vulneración inmensa a los derechos humanos. Los estados deben garantizar el derecho de las personas a identificarse según su propia percepción. Se les debe una gran reparación histórica en cada país a la comunidad por el arrebato de su derecho a vivir una vida digna, y poder soñar. 

Millones en la Marcha del orgullo en Sao Paulo, Brasil, 2017. (AP Photo/Nelson Antoine)

Las personas LGBTIQ+, por su identidad, por tener el coraje de ser quienes son en una sociedad heteronormada, que asume de primeras que todxs son heterosexuales y cis género, sufren las peores violencias. Pareciera que ser parte del colectivo habilita correcciones normadas, llenas de odio hacia lo diferente, atravesadas por un gran castigo a la libertad de otrxs.  Una sociedad más justa e igualitaria va a ser cuando las personas puedan ser quienes son sin miedo a la represión. Por más que lo intenten, nunca van a poder normar nuestros cuerpos, nuestro deseo, nuestra identidad y nuestro placer. Existimos y resistimos, como mariposas en este mundo lleno de oscuridad. Como dice Susy Shock, “no queremos ser más esta humanidad” y “que otros sean lo normal”.