Puerperio y Lactancia con COVID-19

La pandemia no puede ser la excusa para vulnerar los derechos de la mujer, ni de los recién nacidos

Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO), 2020

Sobre Covid 19 y su comportamiento sabemos poco y mucho menos sabemos de cómo podría afectar el embarazo y la lactancia. Al ser una pandemia en curso estamos en constante aprendizaje y lo que hoy parece seguro, mañana podría no serlo. Sin embargo sabemos mucho sobre los beneficios de el contacto piel con piel y la lactancia para madre e hije y es ese el foco que no deberíamos perder: actuar en base a lo que sí conocemos. 

Hablamos con Francisca Ronda, Matrona hace 12 años y asesora de lactancia con formación en lactancia materna y salud mental en el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal. A quien le preguntamos sobre las ventajas del contacto piel con piel luego del nacimiento y la lactancia para la diada (Madre e hije) durante la emergencia sanitaria actual.
Francisca Ronda, Matrona y asesora de lactancia

Hablamos con Francisca Ronda, Matrona hace 12 años y asesora de lactancia con formación en lactancia materna y salud mental en el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal. A quien le preguntamos sobre las ventajas del contacto piel con piel luego del nacimiento y la lactancia para la diada (Madre e hije) durante la emergencia sanitaria actual.

¿Cúal es la importancia del contacto piel con piel inmediato? Si lo evaluamos según costo-beneficio: ¿ Es recomendable realizar apego en madres sospechosas o covid +? ¿Traería algún beneficio?

El contacto piel con piel inmediatamente después del nacimiento favorece la colonización del recién nacido con la microbiota materna, lo cual contribuye a la construcción de su propio microbioma intestinal cuyo rol es crucial en su nutrición e inmunidad a largo plazo, también provoca sensaciones táctiles que estimulan en la madre la secreción de una hormona llamada oxitocina, esta hormona se secreta durante todo el trabajo de parto, pero aumenta más notoriamente en el post-parto inmediato. 

En consecuencia y gracias a la oxitocina, el contacto piel con piel contribuye a la recuperación de la madre – influye en procesos como la retracción del útero disminuyendo el riesgo de hemorragias – ,  en la lactancia materna – estimula la eyección de la leche – y en la creación del vínculo entre madre e hije. 

En el caso de que la madre no pudiese hacer apego porque tiene sintomatología grave ¿Existen otras opciones? ¿Qué recomiendas?

Vía @momisdrawing

En el pecho materno el recién nacide regula mejor su temperatura, llora y se estresa menos. Si por algún motivo este contacto no puede hacerse con la madre, hacerlo con el padre tiene el mismo efecto sobre el estrés y favorece el vínculo con él – los padres también producen oxitocina – por eso es importante permitir el acompañamiento a la madre durante el trabajo de parto y el parto. Obviamente siguiendo las recomendaciones en cuanto a la higienización de manos y el uso de elementos de protección personal.

¿Qué relación tienen el contacto piel con piel en la primera hora de vida y el inicio de la lactancia?

Este tiempo de contacto e intimidad facilita que se lleve a cabo el primer acople del bebé al pecho, lo que aumenta las probabilidades de tener una lactancia exitosa en el largo plazo, disminuyendo a su vez el riesgo de depresión post parto.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna? ¿Porqué es importante privilegiarla frente al emergencia sanitaria que estamos viviendo?  

Los beneficios de la lactancia materna son muchos, porque del pecho materno no sólo se obtiene alimentación si no que también contención emocional, alivio del dolor y muy

importante en este caso: tiene un rol protector contra enfermedades complementario al de la microbiota. A través de la leche, la madre traspasa a su hije anticuerpos de las

enfermedades que ha tenido y otros factores que ayudan a combatir y prevenirlas. Esto es de vital importancia frente a la situación sanitaria actual.

¿Qué recomienda la OMS para enfrentar el nacimiento, contacto piel con piel y lactancia? ¿Existe evidencia de transmisión del virus a través de la leche materna?

Según la evidencia actual, no existe transmisión vertical (de madre a hije) del virus, por lo que la indicación de cesárea sigue reservándose para los casos habituales. En lo que al contacto piel con piel se refiere tampoco habría riesgo si se toman las medidas de higiene respiratoria: lavado de manos y uso de mascarilla; lo mismo sucede con la lactancia, ya que no existen estudios que demuestren que el virus se encuentre en la leche materna de las madres contagiadas.

Es más, la OMS recomienda seguir amamantando, ya que los beneficios de la lactancia son superiores al potencial riesgo de contagio. Otro antecedente está en la guía de manejo de puérperas y diadas del Ministerio de salud español, en la cual hacen énfasis en la extracción y entrega del calostro al recién nacide, puesto que trae consigo una carga de anticuerpos inicial fundamental para la inmunidad del bebé. 

Vía @momisdrawing

Cabe considerar que todas estas medidas se condicionan al estado de salud de la madre, que en caso de encontrarse muy comprometida probablemente no será capaz o no se sentirá en condiciones de hacer contacto piel con piel, dar de mamar o requiera una cesárea de urgencia.

En esos casos, la OMS recomienda que el contacto piel con piel con el recién nacide lo realice el padre o la persona significativa que acompañe a la madre (ambos sanos y con epp). En cuanto a la lactancia, se debe asesorar a la madre y facilitar un extractor para que con las medidas de higiene, pueda alimentar con leche materna a su hije si así lo quiere.

Con respecto al alojamiento conjunto con el recién nacido, se recomienda mantener una distancia de al menos dos metros y uso de mascarilla permanente, pero esta es la medida más difícil de implementar porque depende de la infraestructura en cada establecimiento de salud.

Quisiera agregar que si la madre no se siente en condiciones o su estado de gravedad no le permite alimentar con leche materna a su bebé y tenía muchas ganas de hacerlo, no todo está perdido, esa madre podría ser asesorada y planificar un proceso de relactación. 

Este artículo fue pensado para complementar la información entregada en: Violencia Obstétrica durante la Pandemia