Habitar la contradicción: Construirse en morado verde

Recuerdo que cuando era niña me cargaba marzo. Que el colegio, que el uniforme, que hay que levantarse temprano. Cuando llegué a la universidad empezó a gustarme un poco más porque sabía que debía cambiarme de ciudad y Valparaíso siempre me gustó. Después de pasar todo febrero sufriendo con el calor ir a estudiar significaba […]