Tejer: Modernidad y Memoria

Revista cuática, trae un panorama para la tejedora compulsiva que quizá llevas dentro.

Si tejer te relaja ¡sigue leyendo!

View this post on Instagram

Primero que todo, me encanta que todas las tardes se ilumine con ese rayo de sol. Habiendo dicho aquello, sólo contar, que este tejido ha sido de lo más espontáneo que he hecho. Obviamente lleva consigo planificación, los puntos no se cuentan solos, menos las letras se dibujan solas. El tamaño nunca me importó, porque no sabía lo que iba a ser, tampoco tenía que ser algo. Me gusta tejer con hilos finos y tomarme mi tiempo, los colores entonces estaban sujetos a la gama que me daba esa marca en particular. Pero lo que más me gustó de este tejido, es que se terminó después de haber pensado que estaba listo. Cuando le tejí ese borde (y no otro, probé miles) recién sentí que estaba terminado. Y me hizo más sentido que nunca. Cuánta dignidad hay en todos esos manteles calados tejidos a crochet, esos que están sobre las teles o mesas del comedor. El que yo recuerdo estaba en la casa de la abuela Chela en San Miguel, por ahí por 1990, donde íbamos muchos sábados a almorzar con coca cola y siempre habían esos huevitos de colores que a mí no me encantaban. Lástima que nadie los guardó, así que este se lo dedico a todas las abuelas Chelas. Capaz que con este me recuerden a mí. Capaz no. Y no vale la pena preguntarse para qué sirve tejer algo así por si acaso. Tómelo o déjelo, entiéndalo o no. @ialvizu @jalvizu @solegonzalezf @catafiedler #moderncrochet #craftivism #tejidoderesistencia #crochet #crochetletters #hechoamano #hastaqueladignidadsehagacostumbre #sipoapruebo

A post shared by Consuelo Gonzalez (@consuelogonzalezf) on

“Hasta que la dignidad se haga costumbre”, una de las consignas principales del estallido social de octubre del 2019.

El patrón que te presentaremos a continuación, está diseñado por Consuelo, una de nuestras colaboradoras y tiene su historia.

Ella nos cuenta que desde el 18 de octubre, crear a través del tejido usando consignas o técnicas que comuniquen su postura frente a las cosas, se ha vuelto una necesidad.

Reconozco en la artesanía y en los oficios una declaración de principios, tanto en hacerla, como en el decidir consumirla. Tiene que ver con darse tiempos diferentes, con una forma de producir análoga, con reparar. Todos actos radicales en una era de consumismo. Tejer entonces puede ser un acto radical también.

Consuelo González, @Consuelogonzalezf

Así es como nace este tejido que busca unirse a la lucha de todas durante el 8M, “una forma de expresarme y resistir”, afirma.

Una de las frases de la consigna feminista, que invoca a la sororidad

Además es un tejido que mezcla modernidad y memoria, dado que utiliza dos técnicas que evocan diferentes épocas de la historia; modernidad que se ve reflejada en la técnica del tapestry, en la cual se utiliza la tipografía como forma y memoria, en el tejido calado que nos hace recordar los típicos manteles que, con suerte, aún habitan la casa de nuestra abuela, sobre mesas, televisores, veladores, entre otros.

Lejos lo más importante de esto, es que ESOS MANTELES, fueron confeccionados por dueñas de casa, a quienes probablemente nunca se les reconoció su labor.

Aquí puedes descargar el patrón:

Esperamos que disfrutes tejiendo este patrón, cualquier duda puedes escribirnos a contacto@cuatica.com , también pueden enviar las fotos de sus tejidos, las publicaremos todas en nuestro instagram.